logo iperros
Estás en: inicio i-perros » comportamiento de perros » lenguaje corporal de los perros

El lenguaje corporal de los perros

Los perros se expresan a través de sonidos, pero las posturas que adoptan en determinadas situaciones también pueden darnos pistas acerca de su estado de ánimo.

lenguage corporal del perro
El lenguage corporal del perro nos puede dar pistas sobre su estado de ánimo

Los perros, igual que las personas, tienen sus propios códigos de lenguaje corporal. Aprender cómo los perros se comunican con otros animales a través de su cuerpo nos dará pistas muy útiles para descifrar los mensajes que intentan comunicarnos.

En una confrontación resulta fundamental distinguir al perro dominante. Éste siempre intentará parecer más grande y poderoso y su postura será erguida, con las orejas y la cola erectas y el pecho echado hacia delante. Incluso puede erizar los pelos del cuello y el lomo para adquirir una aspecto más agresivo. Por el contrario, el perro sumiso intentará mostrarse más pequeño e imitará el comportamiento de los cachorros, ya que un perro adulto nunca ataca seriamente a una cría. Su postura será agachada, con la cola batiente y baja y su mensaje de sumisión puede verse reforzado por un intento de lamer las patas o las manos del perro o humano dominante. Como último recurso, rodará patas arribas dejando al descubierto el vientre en una postura de total vulnerabilidad.

Los movimientos de la cola son también un buen indicador del estado de ánimo del animal. El habitual movimiento de cola de un lado a otro que expresa alegría, no es el único, ya que si un perro mece la cola erguida y lentamente, en línea con la espalda, está intentando comunicar su enfado. En cambio si el rabo permanece bajo y entre las patas traseras será expresión de miedo.

Los perros también se comunican mediante expresiones faciales. Las orejas erectas indican que está alerta o escuchando atentamente, mientras que, si éstas permanecen echadas hacia atrás pueden expresar placer, sumisión o miedo.

La mirada también es fundamental en este sentido, ya que un perro dominante someterá a sus "subordinados" con sólo mirarlos y, en caso de confrontación, iniciará la retirada aquel ejemplar que no sostenga la mirada de su adversario. Por esta razón, no debemos intentar mantener la mirada de un perro si éste tiene tendencias agresivas o nerviosas, ya que podemos estar provocándole hasta el punto de desencadenar un ataque. Sin embargo la mirada de confianza y cariño entre un perro y su dueño resulta fundamental y ayuda a fortalecer los lazos afectivos de la relación.











Enlaces de interés

razas de perros

nombres de perros

comportamiento de perros

adiestramiento de perros

cachorros

enfermedades de perros

fotos de perros

videos de perros

más sobre perros

comida de perros

campañas

blog