logo iperros
inicio » reducir estrés » visita al veterinario

¿Cómo hacer que mi perro pierda el miedo a ir al veterinario o mejor aún que nunca lo coja?

Normalmente, la primera vez que tu perro vaya el veterinario, lo que suele ocurrir cuando es cachorro, no tendrá miedo. Puede estar un poco nervioso porque es un lugar nuevo, con gente que no conoce y se encuentra con otros animales extraños, pero si tu estas tranquilo él no debería reaccionar mal. Lo que también suele ser normal es que después de un par de visitas tu perro no quiera ni oír hablar de ir al veterinario. ¡Hombre! ¡Es que no es tonto! Ya sabe que en ese sitio lo van a pinchar sino es para vacunarlo, es para ponerle el chip, etc. Bueno el caso es que sabe que le van a hacer daño así que bajo su punto de vista es mejor no acercarse por allí.

Es decir que tu perro ya habrá establecido una mala asociación entre ir al veterinario y sufrir dolor.

¿Qué puedo hacer para evitar que las visitas al veterinario se conviertan en una pesadilla?

Básicamente lo que debemos hacer es escoger bien e ir preparándonos tanto nosotros como nuestro perro.

Tenemos que escoger bien a nuestro veterinario. Tiene que ser un buen profesional por supuesto, pero también tiene que ser una persona que se tome el tiempo para conocer a nuestro perro y sociabilizar con el (tampoco tiene que tardar 2 horas; pero una caricia tranquilizadora, una palabra amable o una golosina después de un tratamiento pueden hacer un mundo de diferencia).

Antes de ir al veterinario conviene dar un largo paseo con tu perro para que este cansado y más manejable. Tendrá menos energía para ponerse nervioso.
Vete con tiempo. Es muy importante que tú estés relajado y tranquilo porque transmitirás ese estado de ánimo a tu perro. Si estás estresado porque llegas tarde o porque el perro no quiere colaborar, solo servirá para empeorar las cosas. Es muy importante que trasmita calma a tu perro y la manera de hacerlo es sentirla tu primero.

No intentes consolarlo

Si notas que tu perro está nervioso o tiene miedo, no intentes consolarlo. Eso es totalmente contraproducente. Los perros no son personas y no reaccionan como lo hacemos nosotros. Si alguien los intenta consolar abrazándolos o consintiéndolos cuando tienen miedo solo entienden que efectivamente, es una situación que hay que temer y que estamos premiándolos por mostrar señales de tener miedo. Así que consolándolos obtenemos el resultado contrario a lo que deseamos. Empeoramos la situación.

Lo que puedes hacer es hablarle de manera normal e intentar distraerle con un juguete o practicando las órdenes básicas: sentado, tumbado, etc. El mensaje que les estaremos transmitiendo de esa manera es que no pasa nada, que no hay razón de tener miedo y al cabo de un rato debería tranquilizarse. Tu eres su ancla en una situación difícil para él y si tú no te inmutas el comprenderá que no es para tanto.

El bozal

Es importante que antes de ir al veterinario acostumbres tu perro al bozal. Los veterinarios lo suelen usar si ven que un perro está muy nervioso o tiene demasiado miedo, ya que es posible que en un ataque de pánico ataque. Imagínate el efecto del bozal en tu perro ya nervioso o con miedo, si nunca ha llevado uno. Lo más seguro es que lo acabe de desquiciar. Así que conviene que ya haya experimentado la sensación del bozal en un entorno donde se sienta a gusto como es tu casa. Pónselo varias veces en diferentes días y déjaselo poco tiempo para que entienda que aunque sea una cosa que no le guste esta no le hace ningún daño.

También es muy importante que lo premies en los momentos adecuados. Llévate unas cuantas golosinas y dáselas cuando se lo merezca, es decir, cuando se haya dejado manipular por el veterinario: después del pinchazo, al bajar de la mesa de examinación, al salir de la clínica. Puedes darle alguna golosina al veterinario para que se la dé el también y así se haga "amigo" de tu perro.

Si vives cerca de la clínica veterinaria

Si vives cerca de la clínica veterinaria puedes ir varias veces un ratito con tu perro. Te sientas en la sala de espera y después de un rato te vas. Si tienes confianza con tu veterinario puedes saludarlo entre paciente y paciente, si no la tienes no pasa nada, lo importante es que tu perro pierda el miedo a esta ahí. Al salir de la clínica siempre premia a tu perro para que entienda que ir a la clínica no siempre supone dolor pero si supone ganarse una golosina.

Así romperemos la mala asociación veterinario = dolor y la reemplazaremos por otra veterinario = premio

Otra cosa que puede ayudar muy eficazmente a reducir el miedo de tu perro es usar un collar de feromonas en cada visita al veterinario.

¿Qué son las feromonas?

La feromona es emitida por las perras cuando tienen cachorros para tranquilizar a sus crías pero perros de todas las edades responden a ella. Al ser una feromona no es un medicamento ni crea adicción. Lo único que hace es calmar a los perros, los hace sentirse a gusto y relajados. De cierto modo lo podemos comparar a cuando percibimos un olor que nos recuerda una experiencia agradable: por ejemplo el jabón que usaba nuestra madre para lavar la ropa en nuestra niñez. Para los perros es esa sensación multiplicada por 10.

En varios estudios independientes se ha demostrado que los cachorros expuestos a esta feromona, al estar más relajados y tranquilos, hacen frente a las experiencias e impresiones de una manera más positiva y la posibilidad de que desarrollen algún trauma disminuye drásticamente. Si quieres saber más sobre los feromonas pregunta a tu veterinario.









-- publicidad --

¡Aprende a educar a tu cachorro ahora mismo!

Aprende a educar a tu cachorro ahora

Aprende paso a paso cómo convertir a tu cachorro en un perro bien educado. Método garantizado. Baratísimo.

Pulsa aquí para empezar ya






Enlaces de interés

razas de perros

nombres de perros

comportamiento de perros

adiestramiento de perros

cachorros

enfermedades de perros

fotos de perros

videos de perros

más sobre perros

comida de perros

campañas

blog


Top 10 malos hábitos de perros

Descubre los 10 malos hábitos más temidos por los dueños de perros, más 1 extra de bonificación. Leer más...


¿Alguna vez has visto un perro cantando flamenco?

Visita nuestra sección de videos y te partes el culo con este perro y mucho más. Ver ahora...


¿Tienes una raza de perro favorito?

Mira aquí si esta en nuestra sección con las 50 razas de perros más populares. Leer más...


¿Cuando empiezas con la educación de tu cachorro?

Una socialización temprana ayudará al cachorro a desarrollarse mejor en el ambiente social. Leer más...