Perros con nombre propio
Consejos para elegir el nombre para tu perro que más le conviene

Cuando adquirimos un cachorro tenemos la posibilidad de elegir un nombre para él acorde con nuestros gustos y adecuado a sus características y personalidad.

Esto es más difícil en el caso de los perros adultos que suelen estar acostumbrados al nombre que les dio su propietario anterior o los cuidadores del criadero o de la residencia. En ese caso es recomendable no intentar cambiarle el nombre, ya que podemos provocar confusión en el perro y resultará más complicado que responda a las llamadas y órdenes recibidas.

A la hora de elegir el nombre más adecuado para nuestro perro es fundamental tener en cuenta que esa elección es para toda la vida. Por eso no tiene sentido fijarnos en algunas características propias de su etapa de cachorro y escoger nombres como "Chiquitín" si se trata de un Mastín Español o de un San Bernardo o "Rabito", "Cosita" o similares que resultan poco apropiados para un perro adulto.

Los perros son más receptivos a los nombres cortos, de una o dos sílabas y prefieren aquellos que contienen las vocales "a" y "o". Además su pronunciación debe ser sencilla y fácilmente reconocible tanto para el perro como para otras personas. Es fundamental recordar que el perro no capta el significado del nombre pero en cambio percibe y aprecia su sonoridad, por lo que ésta debe ser lo más armoniosa posible.

Si no sabes cómo llamar a tu perro, puedes consultar nuestra lista de nombres de perros. Hay más de 2.000 nombres para elegir.