Nuevos datos en el escándalo de las torturas con perros
Ex Jefe militar de EEUU autorizó uso de torturas con perros en interrogatorios en Irak

abril 2005, www.i-perros.com
Un informe, fechado el 14 de septiembre de 2003, y publicado ahora por la Asociación por las Libertades Civiles, demuestra que el general Ricardo Sánchez autorizó 29 técnicas de interrogatorio de las cuales doce superan ampliamente los límites establecidos por el manual de campo del Ejército.

Entre ellas se encuentran aquellas torturas con perros consistentes en la utilización de estos animales para intimidar a los presos y "explotar el miedo árabe a los perros", según palabras textuales del informe en el que se especificaban otras técnicas de tortura como la privación sensorial, el aislamiento y forzar a los reclusos a adoptar posturas dolorosas. Todas ellas violan explícitamente la Convención de Ginebra, cuya normativa pretende proteger a los prisioneros de guerra y asegurarles un trato digno.

Pese a que la existencia de este informe ya se conocía, esta es la primera vez que se hace público gracias a la labor de la mencionada asociación, que interpuso numerosas demandas exigiendo su publicación.

Los argumentos esgrimidas por el Pentágono para justificar su negativa a que el informe fuese publicado aludían a razones de seguridad nacional.

Sin embargo esta explicación fue duramente cuestionada en una reciente rueda de prensa en la que, el secretario de defensa Donald Rumsfeld, tuvo que enfrentarse a la cuestión de si la publicación del informe había sido impedida por cuestiones de seguridad o por el temor ante la reacción de la opinión pública.