La silenciosa labor de los perros-guía
El riguroso adiestramiento de los llamados perros lazarillo comienza a las 7 semanas de edad

noviembre 2004, www.i-perros.com
Actualmente, la ONCE es el único organismo que se dedica al entrenamiento de estos perros en España. Para ello, cuenta con un centro en Boadilla del Monte (Madrid) formado por una residencia canina, sala de partos, clínica, áreas de entrenamiento y pista de ejercicios.

Allí se controlan todos los aspectos de crianza y educación de los futuros perros-guía, desde la selección de cruces y razas (las más idóneas son el pastor alemán, golden retrevier y labrador retrevier) hasta su adiestramiento.

Su formación comienza a las 7 semanas, edad a la que son confiados a una familia de acogida con el fin de conseguir el máximo nivel de sociabilidad e integración. Las familias adoptivas son evaluadas para comprobar que reúnen los requisitos necesarios: disponibilidad de tiempo, espacio para instalar al cachorro dentro de casa, compromiso de exponerle a situaciones reales en sitios públicos como tiendas, autobuses, etc.

Cuando el perro cumple un año ingresa en el centro de entrenamiento. Para entonces habrá superado diversas pruebas que evaluarán si ha desarrollado un temperamento sociable, equilibrado y tranquilo que inhiba todo instinto de caza o protección.

Una vez adquiridos los conocimientos más avanzados de su labor conocerá a su posible dueño definitivo.

Juntos deben pasar un periodo de acoplamiento de tres semanas a partir del cual se conocerá el grado de compatibilidad entre ambos.