logo iperros
Estás en: inicio i-perros » comportamiento de perros » mordeduras de perros

Mordeduras de perro | más conocimiento implica menos riesgos

El riesgo de mordeduras de perros aumenta con la tendencia a olvidar que los perros se relacionan de manera distinta que las personas.

Una mirada o un apretón de manos son gestos comunes que los humanos interpretamos como saludos y signos de reconocimiento, al menos en el mundo occidental.

Sin embargo un perro puede percibir estos primeros contactos visuales o táctiles como una amenaza, sobretodo si provienen de desconocidos. Para evitar estas situaciones de tensión es necesario informarnos y educar a los niños acerca de los comportamientos correctos a la hora de relacionarnos con ellos para evitar reacciones desagradables y posibles mordeduras de perros.

En este sentido es fundamental enseñar a los niños que no deben acercarse a un perro dormido. Estos animales, igual que las personas, se sienten violentados cuando algo o alguien les saca de un sueño profundo. Si necesitas despertar a tu perro, lo mejor es que le llames de lejos para permitir que se despierte poco a poco. Habilitar para él una zona de descanso tranquila y alejada de los núcleos de actividad de la casa también servirá para que no se sobresalte mientras duerme.

Los perros son animales domésticos, pero en su conducto conservan numerosos rasgos instintivos. Uno de ellos es el que les lleva a proteger su comida, por lo que resulta fundamental que los niños sepan que no deben acercarse a un perro cuando éste está comiendo. Sin embargo este comportamiento instintivo puede ser minimizado si educamos a nuestro perro desde pequeño para que no reaccione de forma agresiva si su alimento es tocado o cambiado de sitio mientras come.

En la relación con perros desconocidos es importante mostrar a los niños que, antes de acercarse, deben pedir permiso al dueño del animal y ser presentados adecuadamente. La aproximación debe realizarse de lado, nunca de frente o por detrás. A continuación debemos dejar que el perro nos olfatee la mano antes de acariciarlo debajo de la barbilla o por los costados. Las caricias sobre la cabeza y los hombros son poco recomendables sobretodo si se realizan acercando al perro la mano abierta, ya que puede ser percibida como una amenaza.

Los niños suelen mostrar comportamientos de entusiasmo y excitación ante la presencia de los perros que muchas veces van acompañados de gritos, carreras y gestos afectuosos bruscos. Esto puede poner nervioso al perro y propiciar que se ponga a la defensiva o inicie una persecución. Por tanto debemos enseñarles a que se muestren tranquilos en la aproximación a los perros y eviten gestos como levantar los brazos por encima de la cabeza.

Una buena manera de comenzar a educar a los niños y evitar mordeduras de perros es sosteniendo y guiando la mano del niño pequeño para acariciar al pero cuidadosamente, aunque es fundamental tener siempre bien presente que los niños necesitan supervisión constante cuando están en contacto con los perros.









-- publicidad --

¡Aprende a educar a tu cachorro ahora mismo!

Aprende a educar a tu cachorro ahora

Aprende paso a paso cómo convertir a tu cachorro en un perro bien educado. Método garantizado. Baratísimo.

Pulsa aquí para empezar ya






Enlaces de interés

razas de perros

nombres de perros

comportamiento de perros

adiestramiento de perros

cachorros

enfermedades de perros

fotos de perros

videos de perros

más sobre perros

comida de perros

campañas

blog


Top 10 malos hábitos de perros

Descubre los 10 malos hábitos más temidos por los dueños de perros, más 1 extra de bonificación. Leer más...


¿Alguna vez has visto un perro cantando flamenco?

Visita nuestra sección de videos y te partes el culo con este perro y mucho más. Ver ahora...


¿Tienes una raza de perro favorito?

Mira aquí si esta en nuestra sección con las 50 razas de perros más populares. Leer más...


¿Cuando empiezas con la educación de tu cachorro?

Una socialización temprana ayudará al cachorro a desarrollarse mejor en el ambiente social. Leer más...