quiero jugar

Quiero jugar

Quiero compañía

Quiero compañía

tengo miedo

Tengo miedo

Estás en: inicio i-perros » comportamiento de perros » entender a tu perro

Comportamiento de perros | entender a tu perro

Entiende a tu perro. Felicidad, tristeza, miedo o seguridad son sentimientos que tu mascota expresa continuamente. Averigua el estado de ánimo de tu perro:

¡Quiero compañía!
Ladridos prolongados e ininterrumpidos, con intervalos largos entre cada uno, nuestro perro expresa su soledad. Si el perro coloca su pata en nuestra rodilla está pidiendo nuestra atención.

¡Aquí mando yo!
Si el perro muerde la correa cuando le paseamos, o nos muerde la mano está desafiando nuestra autoridad. Debemos dejarle claro quien tiene la autoridad y no consentirle esta clase de comportamientos.

¡Me duele!
Un aullido o ladrido muy breve en tono alto expresa un dolor repentino, si el dolor es intenso el perro emitirá aullidos repetidos a intervalos regulares. Debemos acudir al veterinario para que él nos indique qué le pasa a nuestra mascota.

“Estoy decepcionado”
Nuestro perro suspira con los ojos abiertos porque no le damos el paseo que él tanto está esperando. Los perros, como nosotros, tienen la sensación de éxito y fracaso.

“Soy el mejor”
Tu perro muestra seguridad en si mismo con una postura erguida, la cola hacia arriba y movimientos lentos. Sus orejas estarán arriba o relajadas y su mirada será directa y con las pupilas contraídas.

¡Tengo miedo!
El animal adopta una postura sumisa y su cola se mueve de forma rápida entre sus patas. También puede ladrar y mantener la distancia ante aquello que le asusta.

“Hay algo que no me gusta nada”
Ladridos continuos y rápidos, en tono intermedio. Si son continuos y en tono bajo detectan a un extraño o un peligro cercano y están preparados para defenderse. Si son rápidos y con pausas avisan de posibles problemas y piden al dueño que investigue.

¡Quiero jugar!
Ladrido entrecortado en tono medio. Si nuestro perro está agachado, tiene las patas delanteras extendidas, el lomo erguido y la cabeza cercana al suelo, nos está invitando a jugar.

“Estoy en el séptimo cielo”
Si nuestro perro se revuelca sobre su lomo y suspira con los ojos cerrados es que está en un estado de satisfacción. Los perros también sonríen: su boca está relajada y entreabierta con la lengua poco visible.