La tradición data del siglo XVII
Los Comunes desoyen a Londres y aprueban la prohibición total de la caza del zorro con perros

EFE, 13/10/04
LONDRES.- La Cámara de los Comunes ha votado a favor de la prohibición total de la caza del zorro con perros en Inglaterra y Gales, desoyendo los llamamientos del Gobierno para la abolición sólo parcial de una tradición que data del siglo XVII.

Después de un largo y apasionado debate de unas seis horas, 362 diputados votaron a favor de la abolición total, frente a 154 que se manifestaron en contra.

La gran mayoría de la Cámara rechazó así un proyecto de ley del Ejecutivo que pretendía prohibir casi todas las modalidades de la caza del zorro con perro y sólo permitía la continuidad de esta práctica bajo un estricto sistema regulador de concesión de licencias.

Aunque el proyecto de ley ha de pasar ahora a la Cámara de los Lores, donde posiblemente será rechazado, aunque el Gobierno tiene la potestad de aplicar la llamada Acta Parlamentaria, que obliga a los Lores a acatar una decisión de la Cámara de los Comunes.
De todas formas, la votación constituye una clara derrota para el primer ministro británico, Tony Blair, ausente en el Parlamento, quien aboga por la prohibición parcial contemplada en el proyecto inicial.

El secretario de Estado de Asuntos Rurales, Alun Michael, subrayó ante los Comunes que el proyecto de ley es una propuesta que "garantiza la prohibición de toda la crueldad asociada a la caza con perros", en respuesta a los críticos con la idea del Ejecutivo.

El diputado laborista Tony Bunks, ex secretario de Estado de Deporte, declaró que el proyecto gubernamental supone un "avance importante" contra los deportes sangrientos, pero recalcó que la prohibición total es más "clara e inequívoca".
'Barbarie'

Ann Widdecombe, una de los pocos diputados conservadores contrarios a la caza del zorro, se congratuló de que los parlamentarios contaran con la mejor oportunidad en muchos años para abolir completamente esa "barbarie".

Antes de que empezara el debate, cerca de un millar de defensores de este tradicional deporte inglés se concentraron con pancartas frente al Parlamento para expresar su oposición al proyecto legislativo.

La presidenta del grupo a favor de la caza "Alianza del Campo", la baronesa Mallalieu, par laborista en la Cámara de los Lores, dijo ante los manifestantes que se sentía "amargamente avergonzada" por los planes gubernamentales.

"Son las acciones de este Gobierno que yo apoyo -indicó la baronesa- las que han forzado a tanta gente decente a dejar sus familias, animales y hogares para venir hasta aquí. Nuestra gente no son criminales... Apoyamos el tipo de país en el que vivimos".

Y es que los habitantes del campo se han opuesto siempre a la prohibición de esta polémica tradición porque la caza del zorro genera empleos y sirve para controlar la reproducción de este animal, que suele atacar al ganado ovino y a los animales de granja.

Por contra, una portavoz de la llamada "Asociación de Saboteadores de la Caza" señaló que "disfrazar la caza como una actividad conservacionista es ridículo" y que esa actividad "no puede utilizarse para justificar la crueldad con los animales".

En la misma línea, el presidente de la Liga Contra los Deportes Crueles, Douglas Batchelor, dijo que "los diputados deben reflejar la voluntad de la mayoría de la población de este país", partidaria de "una prohibición total de todas las formas de caza con perros".